PRÓRROGA entrega de ponencias

Estimadxs participantes:

Les comunicamos que se ha establecido una prórroga para la entrega de los trabajos finales de los resúmenes aprobados para participar del II Congreso de Estudios Poscoloniales y III Jornadas de Feminismo Poscolonial.

Fecha límite para la entrega de ponencias: 12/11/2014 

En la  IV Circular está disponible el formato que tienen que tener las ponencias.

Anuncios

Campaña TODXS SOMOS REINA

Hoy sale la entrevista al aire del programa Cacodelphia sobre la condena a Reina Maraz en la Radio Estación Sur, de 17 a 19.30 hs http://radioestacionsur.org/. Gracias por difundir: CAMPAÑA TODXS SOMOS REINA

 

Justicia sorda y ciega: Cadena perpetua para Reina Maraz

reinamaraz

Esta tarde se conoció la sentencia a Reina Maraz, condenada a prisión perpetua acusada de matar a su marido. La condena fue “por homicidio doblemente calificado, premeditado y por alevosía”, según la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal número 1 de Quilmes. En la audiencia de ayer, las juezas Silvia Etchemendi, Marcela Alejandra Vissio y Florencia Butiérrez leyeron la sentencia contra Maraz por el asesinato de Limber Santos, su marido. Los fundamentos se darán a conocer el próximo 11 de noviembre. Desde la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), que intervino como veedor de la causa y logró que le propicien un intérprete a Maraz para que pueda declarar en su lengua materna, aseguraron que hoy se cometió una “terrible injusticia”.

 “Reprodujeron el relato del fiscal y dieron por válida la cámara Gessell tomada al hijo mayor, desoyendo a los peritos que argumentaron su invalidez por ser breve y guiada para que el niño insinúe la culpa de la madre”, afirmó la directora de Litigio Estratégico de la CPM, Margarita Jarque.

Maraz había detallado la semana pasada, en un testimonio ante el tribunal que se extendió durante tres horas, los abusos que sufrió mientras convivía con su esposo y los golpes que este le daba, incluso hasta dejarle inconsciente en una ocasión.

“Reina está muy sorprendida, como lo estamos todos, porque hay una justicia que no escucha la verdad y le cayó encima con todo su peso”, aseguró Jarque.

Reina Maraz, llegada a Argentina junto con su marido y sus dos hijos en 2009, fue detenida nueve meses después en nuestra ciudad, acusada de matar a su marido junto con Tito Vilca, un vecino suyo fallecido el pasado año.

Sin la presencia de un intérprete de quechua, Maraz estuvo bajo prisión preventiva en la unidad penal 33 de La Plata desde entonces y dio a luz a su tercer hijo en esas circunstancias, sin entender de qué la acusaban.

Tampoco le permitieron tener contacto con su hijo mayor por tres años y medio, quien se encontraba con su familia paterna y fue sometido a los 5 años -hoy tiene 9- a la cámara Gessell, que el fiscal alega que es prueba de la culpabilidad de Maraz.

Actualmente, los tres hijos de la mujer viven en Bolivia, bajo la guarda de su abuelo paterno.

“No se ve la subalternidad en la que se encuentra esta mujer, como migrante, aborigen, mujer, analfabeta, pobre y víctima de violencia”, afirmó insistentemente la Comisión Provincial por la Memoria.

 

Audios de entrevistas a Margarita Jarque en http://radioestacionsur.org/?p=10993

28 y 29 /10/2014 – La Vía, lunes a viernes de 8.00 a 10.00 por Radio Estación Sur 91.7

DECLARÓ REINA MARAZ: “Nunca creí llegar a este momento, ¿qué pasó?”

Sin título

DECLARÓ REINA MARAZ

“Nunca creí llegar a este momento, ¿qué pasó?”

Al comenzar el juicio Reina Maraz  pudo dar su testimonio por primera vez en su lengua materna. Tras años de no poder contar su historia habló durante casi tres horas acompañada por una intérprete. En el relato se hicieron visibles las condiciones de extrema vulnerabilidad en que Reina vivía, además de los reiterados abusos de los que fue víctima. Voces desde el juicio

ANDAR en la justicia

(Agencia)  A Reina la acusan de matar a su marido. Ella se declaró inocente. El episodio sucedió en un contexto que involucra situaciones de extrema violencia, de las que Reina fue víctima. Sin embargo, hoy ella es la única imputada en el juicio. Un vecino, que también estaba acusado del crimen, murió en la cárcel de Florencia Varela de una tuberculosis sin tratar, y Reina atravesó el primer año de su encierro sin comprender el proceso judicial que la mantenía allí alojada, sin poder declarar y comunicándose con mucha dificultad a través de otras detenidas.

Gracias a Frida, la intérprete que fue especialmente designada para este proceso, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 1  de  Quilmes, integrado por las juezas Silvia  Etchemendi, Marcela Alejandra Vissio y Florencia Butiérrez, escuchó atentamente su primer declaración, inédita, pero que Reina pudo sostener durante casi tres horas con tranquilidad y fluidez, sólo interrumpida por su propio llanto que por momentos le quebraba la  voz.  Esa voz que hoy, por primera vez, fue protagonista de la escena judicial que la acusa.

El TOC 1 también aceptó la incorporación de un informe que solicitó la defensa de Reina sobre las costumbres en Avichuca de donde Reina es oriunda, la presentación de la Comisión Provincial por la Memoria en la figura de amicus curiae y la declaración del vicecónsul de Bolivia, Jorge Valentín Hermes Rodríguez.

La fiscalía, representada por Dr. Fernando  Celesia, acusó a Reina de asesinato premeditado, pero su defensor el Dr. José María Mastronardi, titular de la UFD Descentralizada Nº 18 de Florencio Varela, aseguró que demostrará su inocencia.

En la sala estaba presentes el presidente de la CPM Adolfo Pérez Esquivel, el embajador boliviano  Liborio Flores Enriquez y la defensora general del departamento de Quilmes María Noemí Perez.

“Desde la CPM queremos subrayar  nuestra satisfacción porque el juicio se está desarrollando con plena actividad de la intérprete, que no sólo tradujo la declaración de Reina, sino que le va explicando todo lo que va ocurriendo en la audiencia”, dijo Margarita Jarque, directora de Litigio estratégico del organismo.

Hoy declararon además de Reina Maraz, cuatro testigos de la fiscalía: el Comisario Martínez que labró el acta de la primera declaración del hijo de Reina (que en esos  momentos tenía 5 años) y que estuvo a cargo de la búsqueda del cuerpo de Límber Santos, un testigo de ese acto en la policía, una tía y la hermana de Límber.

Por el lado de la defensa, testimonió el vicecónsul de Bolivia en Argentina Jorge Valentín Hermes Rodríguez  quien replicó el relato que en la cárcel le hiciera el fallecido Tito Vilca dando cuenta de la pelea entre ambos que culmina con la vida de Límber Santos. Terminaron los testimonios del día de hoy con el de la hermana de Reina, Norma Maraz.

Para mañana se espera la presentación de algunas de las pruebas que ya constan en el expediente, la declaración de peritos psicólogos y la de cuatro testigos más que todavía no han podido ser localizados, por lo que podrían llegar a ser finalmente descartados.

Para más adelante, quedará la lectura de los alegatos y posteriormente la sentencia.

Llega a juicio el caso de Reina Maraz, “una especie de intersección de causas de desigualdad”

Andar

  • MUJER, MIGRANTE, INDÍGENA

    Llega a juicio el caso de Reina Maraz, “una especie de intersección de causas de desigualdad”

    17 OCTUBRE, 2014
    Es quechua-parlante y pasó más de un año encerrada sin comprender el proceso penal por el cual estaba detenida. Este 21 y 22 de octubre se realizarán las audiencias orales y públicas ante el Tribunal Oral en lo Criminal  Nro. 1 de Quilmes. La CPM observará el proceso para garantizar que la voz de Reina sea escuchada.
    ANDAR en la justicia
    (Agencia/ CPM) El próximo martes 21 y miércoles 22 de octubre se realizará el juicio oral y público a Reina Maraz Bejarano ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nro. 1  del Departamento Judicial de Quilmes. Reina atravesó el primer año de su encierro sin comprender el proceso judicial que la mantenía allí alojada junto a su beba, que ahora tiene 2 años. Las audiencias serán a partir de las 9 de la mañana en la calle   Hipólito Irigoyen Nº 475 de Quilmes.
    La Comisión Provincial por la Memoria realizará una veeduría pormenorizada del desarrollo del juicio y el registro audiovisual del proceso apostando a un juicio transparente “donde la voz de Reina sea escuchada y se garantice la mayor amplitud probatoria que permita impartir justicia  luego de casi cuatro años detenida”, señaló Margarita Jarque directora de Litigio Estratégico del organismo.
    Reina –que está acusada por el crimen de quien entonces era su marido- es oriunda de Bolivia, de una comunidad Kichwua, por lo que se comunica a través de su lengua materna, el quechua, y no comprende ni puede expresarse cabalmente en español. Nadie reparó o se detuvo en esta cuestión hasta que un año después de su detención, en diciembre de 2011, la entrevistó un equipo de monitoreo de la CPM en el marco de una inspección en la Unidad 33 de Los Hornos donde estaba alojada.
    En las audiencias de la próxima semana estarán presentes los presidentes de la CPM Adolfo Pérez Esquivel y Hugo Cañón, el vicepresidente  Aldo Etchegoyen y Roberto Cipriano García, junto a otras organizaciones que desarrollan su trabajo en el campo de los derechos de migrantes y pueblos originarios y de género, y que han acompañado el trabajo realizado por la CPM.
    El tribunal que llevará adelante el juicio está presidido por la Dra.  Silvia  Etchemendi e integrado por la Dras.  Marcela Alejandra Vissio y Florencia Butiérrez. El Fiscal de la causa es el Dr. Fernando  Celesia y Reina se encuentra asistida por el Defensor Oficial Dr. José María Mastronardi, titular de la UFD Descentralizada Nro. 18 de Florencio Varela.
    La historia de Reina: pobre, migrante, indígena, y víctima de violencias
    “Cuando la conocimos, en diciembre de 2011, Reina se encontraba en un absoluto estado de indefensión, y no comprendía las razones de su encierro”, informaron desde la CPM quienes realizaron distintas intervenciones que empezaron por exigir que se garantice la presencia de intérpretes para tomarle declaración o interactuar con ella. Así, la SCJBA le ordenó al TOC la designación oficial de los intérpretes sugeridos y recién a casi 3 años de su detención Frida Rojas, la intérprete propuesta por la CPM, pudo aceptar formalmente el cargo.
    Entonces Reina accedió a un primer comparendo en el que alguien le fue explicando en su lengua materna lo que sucedía en la sala del TOC Nº1 de Quilmes.  A través de la intérprete también pudo contar por primera vez su versión de los hechos. En ese relato describió su condición de migrante y una situación de violencia doméstica y sexual previa, violencia que era ejercida, principalmente, por su marido Limber Santos y por “Tito” Vilca, un vecino a quien señalan como su cómplice* en el crimen por el que está acusada. Se le imputa haber asesinado a su marido junto con ese vecino que abusaba de ella cuando su marido la ofrecía como moneda de cambio de las deudas que mantenía con Vilca.
    Como resultado se logró que Reina llegue al juicio del próximo martes con prisión domiciliaria, viviendo con su hija más pequeña – nacida en la Unidad 33 de Los Hornos- en la casa de unos familiares radicados en el Gran Buenos Aires.
    Desde la CPM consideran que “el Caso Reina Maraz visibiliza la situación de extrema vulnerabilidad en la que se encuentra una persona al coincidir en ella una especie de intersección de causas de desigualdad: es mujer, es pobre, migrante, indígena, y víctima de situaciones de mucha violencia, lo que la coloca en una situación particular que debe ser tenida en cuenta por todos los actores institucionales intervinientes”, aseguraron.
    * Vilca falleció en la Unidad 23 de Florencio Varela, estando detenido por la misma causa que Reina.